Atención psicológica

La adolescencia requiere de un tiempo para comprender y elaborar la salida de la infancia. Se trata de un momento lógico más que cronológico, que implica para el sujeto un desafío múltiple y exige un reordenamiento psíquico.

Se inicia con la irrupción de la pubertad, que requiere por un lado la elaboración de un duelo por el cuerpo infantil, como así también un duelo por los padres como figuras de autoridad, lo cual puede afectar negativamente al vínculo.

Además la adolescencia implica una fase compleja en la que se consolida la identidad, el carácter y la sexualidad. Al mismo tiempo un mandato social exige pertenecer y encajar en los grupos de pares, como también adentrarse en la búsqueda de proyectos propios.

Ocurren entonces una serie de cambios que requieren una elaboración psíquica para poner palabras a los nuevos acontecimientos, pero muchas veces esto se vuelve problemático y se presentan situaciones que al adolescente le cuesta sobrellevar y generan sufrimiento.

En estos casos la posibilidad de contar con un espacio para construir opciones sobre cómo enfrentar la entrada al mundo adulto, se convierte en una oportunidad.

En Moebius contamos con una extensa trayectoria en el trabajo con adolescentes y ofrecemos nuestra experiencia para acompañar a quienes experimentan alguna forma de malestar que no puede ser puesto en palabras, o ante el cual no se encuentra una forma de sentirse mejor.

Tutorías académicas

Cuando los estudios en sí mismos generan un malestar en el adolescente, afectando su relación con el colegio, la familia o su vida personal porque se convierten en un problema constante, las tutorías escolares permiten encontrar la raíz de estos problemas y generar las estrategias adecuadas para sobrellevarlos de la mejor manera posible.

El objetivo es que los jóvenes ganen en autonomía y puedan seguir adelante. Asimismo este trabajo evita que se hagan diagnósticos prematuros que nada tienen que ver con las dificultades reales a las que se enfrentan los adolescentes, y permite que ellos mismos, orientados por el trabajo del tutor, puedan hallar una forma propia de sortear los impasses que la vida académica muchas veces presenta.

Orientación vocacional

La orientación vocacional propicia el análisis e interrogación como punto de partida de un proceso interno y continuo, posibilitando que algo del deseo del sujeto emerja al interrogarse por sus ideales, identificaciones, temores, expectativas y proyectos de futuro.

El trabajo con el orientador consiste en una serie de entrevistas en las que se exploran los diferentes aspectos de la personalidad, los intereses y las habilidades de la persona, haciendo foco en la decisión que implica para cada uno la elección de una actividad profesional.

Se seleccionan técnicas de trabajo que provoquen ese cuestionamiento y funcionen como disparadores sobre los cuales el adolescente podrá llegar a interrogarse al momento de elegir: quién soy? Que quiero? A qué apunta mi deseo? Permitiendo que la decisión que se adopte sea resultado de un proceso de reflexión, en base a las potencialidades y capacidades con las que se cuenta y a partir del cual pueda comenzar un recorrido fructífero de crecimiento personal y profesional.

Abrir chat